buscar

El pasado mes de julio fui invitado a colaborar con la revista FEPFI* Profesionales de la Imagen con un análisis fotográfico.

*FEPFI: Federación Española de Profesionales de la Fotografía y la imagen.

Dejo a continuación la fotografía y el análisis, con permiso de Roberto Alonso Quintana, autor de la misma.


Fotografía de Roberto Alonso Quintana


APARTADO: Reportaje Gráfico.

IMPACTO: Bueno.

CALIDAD TÉCNICA: Buena.

Destaca la gama de tonos natural del revelado, muy adecuada al género (fotografía urbana) y la justa separación de planos conseguida que facilita la lectura, llevándonos fácilmente al centro de interés, pero dejando suficiente información en el fondo para favorecer la idea que subyace en la imagen.

COMPOSICIÓN: Muy buena.

Es una composición triangular, simétrica y de lectura circular cerrada.

El enfoque sobre la figura de la mujer y la profundidad creada por la separación de planos convierte ese elemento en claro centro de interés, a partir del cual se genera una lectura circular hacia los dos elementos del fondo (fotos de las chicas) y vuelve recurrentemente hacia las manos y la cara de la mujer, a través de la línea del pelo y la de su brazo derecho.

MENSAJE: Muy Bueno.

Analicemos el contenido:

1.-Elementos denotativos (lo que está, lo que se ve):

  • Figura y fondo (mujer y fotos de las chicas). Es una organización básica de los elementos que (como describió la Escuela de La Gestal con sus leyes de la percepción) ayuda a nuestro cerebro a organizar mejor lo que ve.
  • Quién, qué(hace) cómo, dónde y por (para) qué (Paradigma de Lanswell). Una señora mayor (quién), se pinta los labios (qué), mirándose en un pequeño espejo, sentada en un banco de la calle (cómo), frente a una tienda de moda juvenil con dos fotos de chicas muy jóvenes (dónde), para verse mejor, más guapa (por qué).

2.- Elementos connotativos (relacionados directamente con el mensaje -historia y narrativa- y la forma de comunicarlo -recursos retóricos-).

  • Hay una historia con un contexto físico (la calle), temporal (quizá otoño) y conceptual (la vejez frente a la juventud), con un protagonista (la mujer), una acción (pintarse) y un posible título rápido y descriptivo (por ejemplo: "la vieja y la moda juvenil")
  • Es una historia aparentemente instantánea y encontrada (no escenificada), donde no parecen haber marcas textuales (no hay presencia del autor).
  • La narrativa de la imagen es evidente por el buen uso del lenguaje fotográfico, por la cantidad de información proporcionada que nos puede sugerir hechos que no son explícitos en la imagen (ejemplo: el pelo recogido largo y cano, el traje estampado de flores, la rebeca y el reloj hablarían de una señora de pocos recursos económicos, pero aún femenina y coqueta, que se da un último toque mientras espera sentada en ese banco al caballero con el que tiene una cita).
  • El recurso retorico usado para transmitir la idea fundamental de la historia es la antítesis, o sea, la oposición entre dos términos contrarios. En ese caso, vejez frente a juventud.

PROPUESTA: Hay una verticalidad y horizontalidad algo forzada de las líneas que enmarcan las fotos del fondo. Ese "perfecto paralelismo" con los bordes de la imagen parece tener su origen en una corrección total de la perspectiva durante el revelado, que en una foto de gráfico, en mi opinión, puede perjudicar la credibilidad de una imagen que, por su candidez y autenticidad, quizá no hubiera necesitado este ajuste.

Creo, por tanto, que la imagen hubiera mejorado sin ese reencuadre que, por otro lado, ha dejado la imagen quizá demasiado ajustada.

No obstante, los aspectos positivos son más relevantes y justifican una calificación alta.

CALIFICACIÓN DE RANGO: Muy buena.

Sólo es mi opinión...

Hasta la próxima.

 
 
 

He realizado otra Crítica Fotográfica en el blog de FEPFI. Puedes verla en este enlace o aquí mismo si lo prefieres.

Si te apetece participar en esta sección del blog de FEPFI ponte en contacto con su administrador Philippe Uglietta, enviándole un correo (webmaster@fepfi.es). De esta forma podré analizar la fotografía sin conocer al autor.

En esta ocasión analizaremos un paisaje (con figura) en clave alta.

Como en anteriores ocasiones señalaré lo positivo y lo negativo, según mi criterio, propondré posibles mejoras e intentaré llegar a alguna conclusión.

 

 

En la parte positiva:

 

  • Es una imagen con un impacto muy agradable.
  • Composición sencilla, equilibrada con una lectura muy fácil.
  • Excelente calidad técnica.

Se deduce, por la sutil reproducción en los tonos altos (el detalle de las dunas) y en los bajos (detalle en los elementos oscuros), que el que el autor ha controlado la exposición tanto en la toma como en el procesado. En la toma seguramente “derecheándola”  para conseguir una gama tonal más rica en las zonas claras. En el procesado cuidando que el niño y la valla no fueran sólo unas siluetas negras sino que tuvieran cierto detalle.

  • Destacaría también que la situación de perfil del niño y las manos separadas del cuerpo lo definen mejor y aportan acción a la foto, añadiendo interés a la figura y, en definitiva, a la fotografía.

 

En la “parte negativa” (nótese el entrecomillado):

 

Hay varios aspectos que, en principio, parece que podrían mejorarse pero que finalmente le añaden una cierta tensión visual que consigue aumentar el interés sobre ella. Creo por ello que es una fotografía sugestiva y, desde mi punto de vista, inteligente.

Los aspectos a los que me refiero son al hecho de que al niño le queden cortadas las manos, que la línea del horizonte esté en el centro y no en un tercio, y que el niño no esté situado a la altura de la línea vertical de los tercios, sino más a la derecha.

 

En un intento de llevar los elementos a una situación más convencional y menos tensa he realizado la siguiente prueba, donde he desplazado al niño un poco hacia la izquierda  y recortado cielo para adecuar la composición en función de los tercios y de una búsqueda de equilibrio.

 

 

Tras estos cambios el resultado es una fotografía más estática y equilibrada. Aunque después de analizar el control técnico en cuanto a exposición y procesado, de considerar la elección del tema, la forma de abordarlo y el momento del disparo (justo cuando el niño presenta los brazos separados del cuerpo) me inclino a pensar que la intención del autor no era la de presentarnos una escena equilibrada, perfecta y sin tensión, sino plantearnos conscientemente una imagen sin terminar, más dinámica, en la que los elementos están aún fluyendo hacia su estado de equilibrio.

 

Conclusión:

 

La tensión, como elemento del lenguaje visual, en teoría hace referencia a lo inestable, lo irregular, lo complejo y se define como algo que nos provoca una cierta incomodidad visual. En el lenguaje fotográfico éste es un elemento más que podemos usar para expresar, no teniendo que significar necesariamente algo negativo. Es más, la tensión visual controlada puede ser sinónimo de atracción visual.

 

Sólo es mi opinión.

 

Hasta la próxima…

 
 
 

 

 

En esta ocasión la fotografía a analizar es un semidesnudo femenino realizado en estudio, con un esquema de iluminación, digamos, en principio, que de "Clave alta".

                                  

Siguiendo el método propuesto en la ocasión anterior, comentaré lo positivo y lo negativo referido a los elementos de juicio que entran en juego en la imagen, posteriormente intentaré aportar algunas mejoras y finalmente procuraré situarla en un rango aproximado, según mi criterio.

En el lado positivo:

A través de la pose, la expresión y el volumen procurado por la iluminación lateral y de contra, se ha conseguido una imagen de gran plasticidad.

Resulta delicada y sencilla, con un aire clásico que parece inspirado en las bellas estatuas griegas y romanas de Afrodita o Venus.

En el lado negativo:

A pesar de que se ha logrado un retrato muy agradable y que denota, sin duda, la sensibilidad del autor hay ciertos detalles técnicos y estéticos que podrían haber mejorado el resultado:

  1. El tratamiento de la piel ha eliminado por completo su textura evidenciando el retoque por la artificialidad producida.
  2. El perfil no es completo ni tampoco tres cuartos, por lo que se deja ver parte del otro párpado y la nariz sobresale la mejilla. En el caso de esta modelo el tres cuartos le hubiera favorecido. (http://kirael-art.deviantart.com/art/Frente-perfil-y-tres-cuartos-de-perfil-398643969).
  3. Una tela menos arrugada hubiera estado más en consonancia con la plasticidad de la imagen.
  4. Desde mi punto de vista, la caída de la tela por la zona baja de la espalda de haber quedado más centrada habría definido mejor la cintura de la chica.
  5. En mi opinión quizá la iluminación no sea coherente con la idea etérea y sutil que suele conllevar un fondo blanco, que suele asociarse, a su vez, a imágenes en clave alta.

Desde el punto de vista del concepto, la clave alta se caracteriza por ser una imagen suave, sin sombras profundas y con predominio absoluto de los tonos altos, sin perjuicio de pequeños detalles en tonos bajos. Por ello los sujetos que mejor funcionan con la idea de clave alta son personas de piel clara, con ropa y attrezzo claros y una actitud y pose coherentes con esa sensación de levedad.

La imagen que analizamos se adecúa en gran medida a este patrón aunque no en cuanto a la iluminación utilizada. Me explico: opino que el ratio usado es excesivo, pues, por un lado, se ha prescindido de suavizar las sombras que producen las luces de contra (con un reflector por ejemplo) y, por otro, no se ha controlado la intensidad de la luz izquierda, apreciándose evidentes zonas de sobreexposición en la mano, el pecho y la tela blanca.

Por otro lado, la calidad de la fuente no es la apropiada para una clave alta. Se ha usado una fuente dura que nos da un tránsito de de luz a sombra muy marcado. Una fuente suave (una gran softbox, por ejemplo) hubiera sido más adecuada, pues las transiciones serían suaves y sutiles.

La dirección de las luces, muy apropiada normalmente para buscar volumen, en este caso ha producido sombras importantes (toda la zona que queda de cara a la cámara), que hubiera funcionado quizá mejor con un modelo masculino con una pose y actitud de fuerza, más que con esta chica, de actitud dulce y frágil.

Aunque hay fotógrafos a los que les gusta sobreexponer ligeramente la clave alta (en coherencia con esta idea etérea), ello se concreta más aclarando la gama tonal media que descontrolando la intensidad y exposición de las luces altas, ya que la correcta reproducción tonal en zonas altas es característica de esta técnica de iluminación.

Este es el Raw original de nuestra imagen:

 

 

Como podemos apreciar hay una evidente sobreexposición. Una vez que bajamos la exposición y las Iluminaciones vemos cómo la zona del pecho, el dorso de la mano y parte de la tela queda totalmente fuera de gama:

 

 

A continuación se muestran de nuevo la foto con su retoque original y a su lado con los ajustes de revelado, retoque y reencuadre que yo le he hecho:

 

 

En general he procurado reducir el ratio de iluminación a través del revelado y el retoque, reduciendo la importancia de las sobras para conseguir una imagen más suave y menos contrastada.

El detalle en las altas luces que estaban quemadas lo he conseguido en el pecho mediante el tampón de clonar, y en la tela copiando un trozo de la misma y colocándolo con distintas transparencias y tamaños donde me interesaba.

De igual modo he retocado la nariz y atenuado la sombra que producía, que perjudicaba a la modelo.

También he licuado la tela empujándole hacia el cuerpo para acentuar la figura, y le he eliminado arrugas.

He suavizado la piel pero de un modo natural, sin perder su textura, buscando un acabado menos artificial.

Finalmente he retocado el pelo que estaba algo despeinado, dando una cierta sensación de dejadez.

Conclusión:

Vemos que cuidar los aspectos técnicos (control de iluminación, tratamiento y retoque) y los pequeños detalles en la toma (en cuanto a la pose o el control de la ropa o el atrezzo), pueden decidir que una imagen suba de nivel o se quede simplemente en una buena intención.

Sólo es mi opinión.

Hasta la próxima...

 
 
 

Muy buenas,

Con este post inauguro una sección nueva sobre Crítica fotográfica, que realizaré regularmente en colaboración con el blog FEPFI (Federación Española de Profesionales de la Fotografía e Imagen).

Además de ser publicado en el Blog de FEPFI también lo iré posteando aquí, así que puedes verlo donde prefieras.

He de puntualizar que las fotos analizadas son de autor desconocido para mí en el momento de la crítica. Si quieres participar en esta sección puedes enviar tus fotos al Philippe Uglieta, el administrador del blog de FEPFI, al siguiente correo: webmaster@fepfi.es, y el te indicará los pasos a seguir.

Comenzamos:

El método de análisis será siguiente: comentaré lo positivo y lo negativo referido a los elementos de juicio que entran en juego en la imagen, posteriormente intentaré aportar algunas mejoras, según mi criterio, para llegar finalmente a alguna conclusión.

La imagen es la siguiente:

 

 

En el lado positivo:
• El contenido (mensaje). El autor ha reparado sobre un hecho que puede dar lugar a distintas interpretaciones, según la profundidad del análisis y dependiendo de los condicionantes ideológicos y sociales del observador.
Por ejemplo, alguien podría interpretar que la escena es fruto del vandalismo imperante por la falta de una educación más firme y de leyes más duras que castiguen estas actitudes, etc…
Sin embargo, otros podrían entender que se trata de una crítica al poder, entendiendo que el peatón de la señal simboliza a un ciudadano caído y atrapado a causa de la desidia y la corrupción de los políticos, ocupados en sus tejemanejes, etc…
En cualquier caso la imagen induce a reflexión, siendo por ello algo más que un mero ejercicio de documentación o de composición.
• La composición limpia, con los elementos justos.
• Hay una sutil repetición en la forma y dirección de las curvas que marcan las piernas del peatón del mástil doblado de la señal.

 

En el lado negativo:
• Encuadre muy ajustado, especialmente por la derecha. Esto suele perjudicar el impacto prácticamente de cualquier imagen por la sensación de agobio que transmite en el primer golpe de vista.
• El desigual espacio dejado por los lados del elemento principal . Esto igualmente suele perjudicar por la sensación de dejadez compositiva y la falta de atención a los detalles.

 

En cuanto al encuadre, en mi opinión, hubiera sido mejor el siguiente:

 


Aunque atendiendo al principio incluir en el encuadre el espacio que ha desalojado un objeto/sujeto o el espacio que ocupará, quizá el mejor encuadre hubiera sido este:



• También en el lado “negativo”, añadiría la falta de contraste de la imagen, que se hubiera mejorado con un rápido procesado, como este, por ejemplo, con algunas capas de ajuste de niveles
y brillo/contraste (estos ajustes se habrían realizado más rápidamente aún directamente en el raw, en camera raw o en lightroom).



• Por último, comentar que la exposición también podría haberse mejorado,
sobreexponiendo más la toma para conseguir un histograma más “derecheado”,
algo necesariamente típico en este tipo de fotografías donde la mayoría
de la imagen es blanca,tendiendo el fotómetro de la cámara a oscurecerla
por esa “manía suya de que todo ha de ser gris al 18%”.



En conclusión:

• Podríamos decir que es una buena fotografía, con mensaje pero con algunas carencias de composición, encuadre y calidad técnica, subsanables, como hemos visto.

Sólo es mi opinión.

Hasta la próxima...

(Recuerda compartir este artículo si te ha gustado)